El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Chapo usó al Ejército y la PF contra Cártel de Juárez: Vicentillo

‘Vicentillo’ Zambada aseguró en su testimonio que el Cártel de Sinaloa de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán usó al Ejército y la Policía Federal a su favor en la narcoguerra contra los cárteles de Beltrán Leyva, los Zetas y Carrillo Fuentes.

04 Enero 2019
11 41

El hermano de Mayo Zambada, Vicente Zambada Niebla, expuso durante el juicio del Chapo que el Cártel de Sinaloa pagó sobornos al Ejército y la Policía Federal Preventiva en el 2008 para librar la narcoguerra contra el grupo que conformaron los Beltrán Leyva, los Zetas y los Carrillo Fuentes (Cártel de Juárez).

En la segunda jornada de su comparecencia ante la Corte de Nueva York en el juicio contra El Chapo, ‘Vicentillo’ habló del uso de las influencias del Cártel de Sinaloa sobre las fuerzas armadas y federales para espiar y combatir a los otros cárteles.

Vicente Zambada contó que él y “Juancho” (sobrino del Chapo) coordinaban el espionaje y así lograron enterarse de que el grupo (de cárteles) comenzó a rentar casas y contratar sicarios en una “plaza” (zona de control del narcotráfico) a su cargo.

"Para no desatar más balaceras entre nosotros, esa información se la dábamos a miembros del Ejército y de la Policía Federal Preventiva (PFP) que teníamos bajo nuestro control para que ellos hicieran las detenciones", relató Zambada Niebla en el interrogatorio de la Fiscalía.

El objetivo en la guerra contra el grupo compuesto por los Beltrán Leyva, el Cártel de Juárez y los Zetas era encontrar las oficinas y “mandar a la gente [del Cártel de Sinaloa] a pelear”.

De acuerdo a información de EFE, Vicentillo Zambada enumeró a pistoleros “fieles” a Joaquín Guzmán Loera como El Negro, El Fantasma, El Chino Antrax o El M1.

A partir de aquel momento en Culiacán, Sinaloa, en el 2008, recrudeció la narcoguerra.

Vicentillo, como espía del Cártel de Sinaloa, mencionó que por aquella misión salió de la capital de Sinaloa y optó por refugiarse en Mazatlán, pues él era blanco prioritario de los adversarios.

También expuso Vicentillo que recibió amenazas uno de los militares sobornados que llegó a detener a miembros del grupo rival: "me mostró fotos del auto de mi esposa a la cual pensaban secuestrar para después mandarme su cabeza", denunció.

“Murieron en emboscadas sobre todo muchos miembros de la Policía Federal" enviados a pelear la guerra del cártel del Chapo, continuó.

 

Comparte este artículo