El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Desde hace casi 500 años México y Catalunya tienen vínculos históricos muy estrechos que han creado unas relaciones políticas, económicas y culturales de especial relevancia. En la última década la migración de mexicanos hace que los lazos entre ambas regiones cobren mayor importancia.

El origen de la relación México y Catalunya inició en 1520 cuando la princesa Xipaguatzin, hija de Moctezuma, fue llevada por un noble a un pueblo del Pirineo catalán, así lo registra Jordi Soler en su novela El Príncipe que fui. El escritor cuenta que la princesa azteca vino acompañada con un séquito de 150 personas que incluía a su hermano predilecto, damas de compañía, hechicero y sirvientes.

Actualmente, según cifras oficiales del gobierno español, residen 6.318 mexicanos, casi la mitad tiene la nacionalidad española y 3.627 tarjeta de residencia. La mayoría vive en Barcelona. Para nuestros paisanos, Catalunya es el segundo destino para emigrar después de Madrid.

Los datos también señalan que se trata de una población compuesta por más mujeres que hombres, con una media de edad de 36 años, universitarios y de clase media. El hecho de que sea una población cualificada, los hace personas que participan activamente en la vida económica, académica, cultural y social de Catalunya.

Con respecto a la actividad económica, hay 20 grandes empresas de capital cien por ciento nacional. En el tema de las pymes, destaca la creación de negocios, principalmente, en el ámbito de la gastronomía, por ejemplo, en Barcelona hay registrados 50 restaurantes mexicanos.

En términos académicos, Catalunya recibe cada año cerca de 900 estudiantes mexicanos que vienen a realizar un intercambio, cursar un posgrado o realizar una estancia de investigación. Para ellos la oportunidad de estudiar les permite una alta socialización con la población autóctona que resulta muy positiva para construir relaciones laborales o sentimentales (o ambas) que dan oportunidad para quedarse.

En cuanto al turismo, vienen 50.000 turistas mexicanos al año. Son viajeros que se caracterizan por su interés por la cultura y en las compras y por tener un alto nivel de gasto.

Todos estos datos sirven para repensar la importancia de la diáspora mexicana en Catalunya en el fortalecimiento de las relaciones entre ambas regiones. Es por ello que los responsables gubernamentales del diseño de las políticas de atención y apoyo a los connacionales en el exterior, deben considerar a este nuevo grupo migratorio tan importante para mexicanos y catalanes.


Dr. José Ramón Santillán Buelna

Universidad Pompeu Fabra

joseramon.santillan@upf.edu


El Panal del Avispón