El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Americanistas golpearon brutalmente a uno de Santos; requirió cirugía

Santos am rica

Aficionados del América golpearon brutalmente a Cristian Leyva, seguidor del Santos, luego de que festejara en el Estadio Azteca el gol del club lagunero.

MIÉRCOLES 16 DE MAYO DE 2018
10:13

Por redes circuló video del momento en el que grupo de americanistas golpearon a Leyva, originario de la comarca lagunera.

Después de la brutal golpiza, requirió intervención quirúrgica para que le reconstruyeran el labio, además de que permanece internado por una conmoción craneal.

"Mi hermano terminó en el hospital en donde le realizaron cirugía reconstructiva del labio superior, además de estudios tomográficos de la cabeza por la brutal patada que le hizo perder el conocimiento”, denunció Irma Berenice Leyva, hermana de la víctima.

“Hoy las cosas no han terminado, debemos visitar a un especialista neurológico porque su ojo aún no está bien”, dijo Berenice Leyva Palacios a medios nacionales y deportivos.

En escrito difunde Berenice que “mi familia y yo fuimos atacados a golpes por algunos aficionados del Club América cuando celebramos un gol de nuestro equipo”.

“No puedo expresar con palabras el miedo que sentí al ver el odio con el que estas personas nos atacaban y a pesar de que uno de mis hermanos ya estaba en el suelo recuperándose de un derechazo que le dio una de esas bestias, llegó otro cobarde y le propinó una gran patada en la cabeza que lo dejó inconsciente por algunos minutos”, continúa la joven en su relato que difundieron también en redes.

Sentenció la joven Leyva que “mientras yo auxiliaba a mi hermano y esquivaba los golpes que incluso a mí me querían dar, mi otro hermano, mis primos, cuñado y mi esposo trataban de huir de los golpes de los demás al mismo tiempo que auxiliábamos a mi hermano inconsciente".

“Tienen que reforzar la seguridad, me gustaría que castiguen a esas bestias, porque no es posible que estén tan tranquilos viendo espectáculos familiares cuando no se comportan como gente decente”, concluye Berenice en otro relato, éste publicado por Milenio.

Comparte este artículo

Artículos relacionados