El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net


Cobijado por una de las más profundas Barrancas del Cobre, Batopilas es un museo viviente, es un pueblo minero que tiene historias de bonanza extraordinarias gracias a los personajes que trabajaron sus ricas minas de plata, algunas desde la época de la colonia y de fines del siglo XVIII hasta su declive, al inicio de la Revolución Mexicana.

Cuenta con abundante diversidad natural: el bosque de pino-encino, cede lugar a la flora y fauna subtropical de las cañadas donde por siglos sólo se escuchó el canto de las aves y el murmullo del río. Aquí encontrarás flores y frutos exóticos, rocas de caprichosas formas y tesoros del patrimonio arquitectónico colonial y de la época porfiriana.

Con ahora solo 1652 habitantes, según el último censo, es la segunda población después de la ciudad de México, en haber contado con energía eléctrica en todo el territorio nacional.

Sus minas de legendaria riqueza, atrajeron personajes de sangre real europea y de eminentes antecedentes políticos provenientes de Washington, D.C., desde este pueblo partieron por su Camino Real grupos de hasta 200 mulas cargadas con barras de plata pura hacia el Banco de Chihuahua. 

Los descendientes de aquellos arrieros denominados también "valientes" siguen aferrados a esa tradición centenaria ofreciendo recorridos a los visitantes que buscan, redescubrir por el Camino Real a lomo de bestia, formas de vida que solo en Batopilas persisten. 

Cómo llegar:

Auto: A 132 kilómetros de Creel y a 120 de Guachochi, por la carretera estatal a Guachochi. Desde Chihuahua también por la nueva ruta de Nonoava, se hacen cosa de 5 horas ymedia a seis.  Esta carretera atravieza en sus primeros 200 kilómetros, curvas suaves propias de los lomeríos de los ranchos y haciendas ganaderas, entrando a las barrancas por Norogachi, un pueblo eminentemente indígena. Luego se entronca con la carretera que va hacia Guachochi, dando vuelta hacia la derecha, (hacia el norte), hasta el entronque en Samachique, de ahi, se llega a Quírare, e inicia el espectacular descenso hacia el pueblo Mágico de Batopilas. 

En transportes colectivos: Hay corridas locales desde las ciudades de Chihuahua, Cuauhtémoc y Creel.

Hay que tomar en cuenta aunque sean pocos kilómetros, se trata de un camino de montaña que por los últimos tres años se ha tratado de pavimentar, presentando a la fecha debido a las lluvias, algunos deslaves importantes, la carretera a partir de Quírare, solo le tomará una hora para bajar hasta Batopilas, haciendo énfasis que es una carretera es de muy baja velocidad, con una cantidad muy alta de curvas y de paisajes de asombrosa espectacularidad, que le harán parar para tomar fotografías al menos en dos puntos.

El Panal del Avispón