El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Una entrevista, una anécdota y un cuento / Por Manuel Serna

Puentes pan

  • El PAN está alejado de sus principios: Puentes
  • Si gano el comité estatal, seré un apoyo real para Corral
  • Dejé fuera del Consejo Nacional a García Portillo
  • Pedí a mi...

SÁBADO 04 DE AGOSTO DE 2018
09:24

La entrevista:

Lejos de sentirse en desventaja por no pertenecer a un grupo político al interior del Partido Acción Nacional, el consejero nacional blanquiazul por Chihuahua, Jorge Armando Puentes García, señaló que buscará la dirigencia estatal del PAN para retomar en toda su esencia sus postulados y principios.

El séptimo consejero nacional de la entidad, quien dijo haber cerrado sin querer la puerta a Arturo García Portillo en el alto órgano político del PAN, aseguró que luego de que MORENA se convirtió en la primera fuerza política nacional y estatal, los panistas deben transformarse en una oposición fuerte y responsable.

“Vamos a enarbolar las banderas del bien común, de los candidatos ciudadanos, la de los viejos principios y postulados del PAN, y a encabezar las causas justas y nobles que exigen los militantes y simpatizantes, pero sobre todo, ser un apoyo real para el gobernador Javier Corral”, agregó Puentes García.

Compartió el abogado que después de pensar -¿el cómo?-, e intentarlo por tres días, finalmente pidió matrimonio a su esposa en una imagen transmitida por una mega pantalla en Times Square de la ciudad de Nueva York, y que en la actualidad son felices, siguen juntos y tienen dos hijos.

Agregó que ha pasado toda la vida dentro del Partido Acción Nacional, que no buscará cargos de elección popular si consigue la dirigencia y que así cómo se convirtió en consejero estatal sin ayuda, y luego en consejero nacional, sin apoyo de grupos, quiere llegar a ser el primer dirigente estatal con el único compromiso de servir a la militancia, que por cierto debe abrirse cuanto antes a la sociedad, sentenció.

El jefe del departamento de comercialización de la Junta de Aguas en Cuauhtémoc, quien seguirá siendo consejero nacional hasta el año 2020, inició la entrevista para tiempo.com.mx y puentelibre.mx así:

Mi nombre es Jorge Armando Puentes García, tengo 35 años y soy nacido en la Ciudad de Chihuahua.

Estoy casado con Dea Solís Tanner, originaria de Ciudad Camargo y tenemos 2 hijos; la mayor se llama Ana Luisa de casi 4 años y Jorge Emilio de un año.

Mi mamá es Luly García y mi papá Jorge Puentes Morales, ellos me tuvieron cuando eran muy jóvenes.

Mi mamá de 15 y mi papá de 18 años, tal vez por eso y se separaron cuando yo tenía tres años.

Me quedé con mi mamá pero mi padre siempre estuvo pendiente de mí y de lo que pudiera necesitar.

Desde siempre radicamos en la Colonia Burócrata Federal, en la calle 80ª., y Coronado, a un costado del Oxxo.

Estuve en el kínder Carlos Farfán que ahora se encuentra por la Vialidad Ch-P y no recuerdo que otra calle, creo que la 84ª.

La primaria en la Simón Bolívar de la Unidad Cuauhtémoc, la secundaria en la Técnica 29 de la Colonia Los Pinos y el Bachilleres en el Plante Uno.

Soy licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Chihuahua de la generación 2001-2006.

Siempre he sido muy inquieto y hasta la fecha…

Mi primer trabajo lo inicié siendo estudiante de la Facultad de Derecho, en ese tiempo era de plan de estudios anual.

Con unos amigos tuve la idea de estudiar Ciencias de la Comunicación en Monterrey pero no sucedió.

Hice examen en Derecho y quedé dentro de los alumnos aceptados sin necesidad de mover palancas.

Entre los abogados que estuvieron en la Facultad en la misma generación que yo o que hayan estado un poco adelantados o atrás, están: Geo Bujanda, Rogelio López, de Delicias, Minerva Correa, Marco Bonilla, alcalde sustituto y otros.

Por el Partido Revolucionario Institucional recuerdo a Teokali Hidalgo, próxima regidora del Ayuntamiento de Chihuahua.

¿Qué le pareció el resultado del pasado primero de julio?

Creo que nos fue muy mal, nos llevó la ola de MORENA, lo cual me pareció extraño, dada la buena percepción que existía en Cuauhtémoc.

En mi caso personal, vi como Beto Pérez realizó un excelente papel como alcalde y está haciendo obra pública sin precedentes.

No me explico porque perdimos si se construye un polideportivo con alberca semi olímpica, con canchas de tenis y otras instalaciones sin comparación.

Se respetó la ampliación a de los cuatro carriles de la salida a La Junta Guerrero y mucha obra social como la entrega de uniformes gratuitos, útiles escolares, equipamiento a escuelas y más de 12 millones en ampliación de la red de agua potable y alcantarillado.

Hubo mucho trabajo de parte de las autoridades municipales, pero nos pegó el efecto de López Obrador.

Existen datos estadísticos que ponen a AMLO como ganador en Cuauhtémoc desde hace algunos procesos electorales.

De hecho arrancó su campaña en San Antonio de los Arenales y nos ganó aunque fue un fenómeno nacional.

¿Qué opina de los resultados en Chihuahua capital?

Que Maru está muy fuerte, que conservó en 2018 las posiciones políticas que había ganado en 2016.

También creo que fue el factor que logró jalar los votos hacia los demás candidatos panistas.

Guardando las proporciones también pasó en Camargo donde se ganó con amplio margen la alcaldía y se conservó el Distrito.

Pero lo que no se puede negar es que en Chihuahua si avanzó MORENA, no podemos soslayar que obtuvo una gran cantidad de los votos en el municipio.

Se convirtieron en la segunda fuerza de la capital y en la primera en la entidad, no dejando de lado que en Juárez, Cuauhtémoc y Guerrero lo ganaron todo.

En estos momentos se puede decir que MORENA va a gobernar a partir del 10 de septiembre a más de la mitad de los chihuahuenses.

Esto no lo debemos minimizar los panistas, no podemos hacer oídos sordos ni cerrar los ojos a la realidad.

Debemos hacer una autocrítica al interior del PAN y evaluar nuestras fallas.

Mi primer trabajo me lo brindó el licenciado Federico Elías Flores Flores, esposo de mi maestra de la universidad.

Lo conocí desde la época del Colegio de Bachilleres, llevamos muy buena amistad y duré tres años como pasante en su despacho.

Eso me ayudó a aprender lo que la escuela no enseña ya que empecé a salir a los tribunales.

En 2004 y estando en el cuarto año de la carrera me dieron la oportunidad de prestar mi servicio social y prácticas en el Ayuntamiento de Chihuahua, con Marco Sotelo Mesta.

Tenía la esperanza de que me dejaran como meritorio, no se dio y decidí con unos amigos abrir el Despacho Soluciones Jurídicas Integrales.

Nos fue bien, sacábamos lo que requeríamos para vivir dado que casi todos éramos solteros hasta que en el 2006 la licenciada Guadalupe Gándara. delegada de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, me dio la oportunidad de trabajar con ella.

La entonces funcionaria federal ni siquiera estaba en el PAN, y yo si era blanquiazul, pero estuve por cerca de tres años hasta que el licenciado Sergio Barraza me invitó a la Coordinación Estatal de Oportunidades.

Era el enlace de la dependencia con los sectores de salud y educativo.

Posteriormente me dieron la oportunidad de trabajar en el Congreso del Estado con Fernando Álvarez Monge en las gestorías.

Luego entré a cubrir un interinato con el licenciado Martínez Chaires en la Procuraduría Agraria.

Me invitaron a participar en una convocatoria de la Casa de la Cultura Jurídica y gané sin ayuda un importante cargo.

Me hablaron de parte de la licenciada Marisela Fierro Murga y terminamos en un año de catalogar el archivo histórico de los órganos jurisdiccionales, desde el siglo XVII a la primera mitad del Siglo XX.

En 2012 perdió el PAN la elección presidencial pero antes busqué la candidatura de una diputación federal por el PAN.

¿Cómo entró al PAN?

Recuerdo la historia de Pancho Barrio que llegó a gobernador cuando yo tenía 9 años en el año de 1992.

En mi familia siempre han sido panistas, por los dos lados, padre y madre, son simpatizantes de toda la vida del Partido Acción Nacional y están contra el PRI.

Cuando era niño pasó una caravana panista por la calle 80ª y salí junto con mi tía Marielena a un mitin con Francisco Barrio Terrazas.

Estábamos con mucha gente y desde ese momento hice clic con el partido.

Siempre participé como simpatizante en las campañas de los candidatos blanquiazules pero nunca me invitaban a integrarme a sus filas.

Cuando compitió Ramón Galindo Contra Patricio Martínez ya tenía 15 años y mi tía Marielena García me llevó al Comité Municipal.

Durante la campaña presidencial de Vicente Fox me acerque a las brigadas para pedirles una bandera y salir a las calles.

Coincidí en la Facultad de Derecho con Georgina Bujanda, Demetrio Kosturakis y Minerva Correa entre otros, todos compañeros de generación, participamos en la grilla estudiantil.

Geo consiguió ser Consejera Técnica de la Facultad y Minerva la Síndica de la sociedad de alumnos.

Sin embargo fue hasta el 2003 cuando me invitaron a afiliarme al PAN, y aunque no lo crean tardé tres años, hice el curso varias veces y repuse mis papeles varias veces hasta que el Comité Municipal me dio mi carta de inscripción.

En la actualidad hay gente que tiene 10 años intentando ser militantes sin resultados, incluso hay diputados, alcaldes, y servidores públicos de primer nivel que no son militantes.

Mi esposa es hija de panistas reconocidos en Camargo y a pesar de ello tiene apenas cinco años que le entregaron su carta de afiliación.

Aunque colaboré algún tiempo con los Gaudinis nunca me incorporé a su grupo pero tampoco a otros.

¿Limita no tener grupo para lograr objetivos?

No lo creo, porque pertenecer a grupos te compromete a ser parte de algo, en mi caso no pertenecer lo veo como una mejor oportunidad.

Luego de la elección del primero de julio la militancia está un poco desgastada por las malas dirigencias.

Ya no quieren que los panistas sigan con conflictos de grupos y ahora ser independiente es una fortaleza.

Tengo que decir que cuento con amigos en todos los grupos, que he apoyado compañeros pero también que no estoy dentro de esa onda.

¿Quiénes son los Consejeros Nacionales?

Estamos: Maru Campos, Mario Vázquez, Carlos Borruel, Arturo Fuentes Velez, Olivia Franco, Cristina Jiménez y yo.

También el gobernador Corral es Consejero Nacional pero por su carácter de jefe del Ejecutivo Estatal.

¿Cómo alguien sin grupo llegó a ocupar la séptima posición?

Efectivamente me tocó ser el séptimo y cerrar la puerta, y no fue para impedirle el paso a alguien, sino que fue una decisión de la militancia.

Mi elección se la debo a que tengo amigos en muchos grupos hacia el interior del PAN y que apoyo a quienes son amigos o considero que son perfiles o proyectos buenos.

Participé con Emilio Flores en 2006, coordinando acción juvenil en el VI Distrito Federal, en apoyo a Alfredo Chávez, quien actualmente es regidor.

También he participado en campañas internas nacionales, pero en el ámbito estatal para elegir dirigentes juveniles nacionales.

Como a Juan Carlos Martínez Terrazas, que actualmente es el presidente del Comité Estatal de Morelos.

De Jonathan García a quien le perdí la huella pero igualmente logramos sacar adelante su proyecto en la entidad.

Participé en la Secretaría Estatal de Luis Barraza cuando era Fernando Álvarez presidente y posteriormente con Cruz Pérez Cuellar.

Ayudé en la Secretaría Estatal de Paulina Castilla y de Sara Fuentes y es donde voy abriendo el panorama y me vuelvo formador juvenil avalado por las Fundación Preciado y otras.

Así llegué a la Secretaría Estatal de Capacitación y luego colaboré en el tema jurídico como abogado.

En 2009 durante la elección federal intermedia que nos fue mal, con la renuncia de Germán Martínez a la dirigencia nacional.

Luego en 2010 me tocó coordinar la elección municipal en Guachochi donde por primera vez ganamos esa localidad.

Ese triunfo nos supo a victoria general para quienes estuvimos allá, dado que los resultados estatales fueron muy malos.

El Comité Ejecutivo Nacional me mandó en 2011 a Michoacán a la elección de Cocoa Calderón y de Marko Cortés como alcalde.

Por cierto estuve en Tangamandapio Michoacán, el pueblo de Jaimito El Cartero de la Serie El Chavo del 8.

Para 2012 me limité a participar como representante de Casilla en la elección federal en el Distrito 8 donde contendió Maru.

Por cierto en la elección de 2016 volví a ser representante de casilla sin dejar de visitar o apoyar amigos panistas de todo el estado.

Toda mi trayectoria me ha abierto muchas puertas y me ha permitido conocer a mucha gente.

Mi colaboración en el Directivo Estatal fue de manera voluntaria y nunca formé parte de la nómina del PAN.

Esto me llena de satisfacción ya que al ser electo Consejero Municipal por Temósachi.

Ya sé que algunos por mi personalidad, dicen que soy un loco y que no debí llegar al Consejo Estatal.

Siendo Mario Vázquez presidente, los panistas de la dirigencia decían que conmigo no se sabía, es más, que no se sabe, porque apoyo proyectos y personas.

En la asamblea para que Temósachi mandara sus propuestas a la asamblea estatal quisieron eliminarme.

Por fortuna para mí, la presidenta y la secretaria del Comité Municipal, muy buenas personas y muy entronas, me defendieron y evitaron esa injusticia.

Quisieron eliminarnos a Jorge Ramírez y a mí pero a gritos y sombrerazos logramos que se nos permitiera participar en la Asamblea Estatal.

Mi participación libre me permitió que en 2011 fuera electo Consejero Estatal del PAN y dentro de los 100 votados ocupé el lugar 17.

Se preguntaban qué, ¿cómo había sucedido?, si supuestamente no estaba apuntado en ninguna lista.

Les dije que lo sentía por ellos, que ya había sido electo y que si protestaba para el encargo que me daba generosamente la militancia.

No supieron que antes de la Asamblea empecé a hacer llamadas, visitas y platicas durante la asamblea, para pedir apoyos.

Entonces si pudiera ser una debilidad no estar en un grupo al interior del PAN, para mí fue la fortaleza que me abrió las puertas.

¿Cómo fue electo Consejero Nacional?

Después en 2012, estando sin trabajo intenté como lo señalé, entrar a las listas de una diputación plurinominal federal.

En aquellos años había convocatorias y se escogían a los candidatos de representación proporcional por la militancia.

Me registré junto con Rosy Baray, Rocío Reza, que son liderazgos importantes, Miguel Jurado, que todavía era panista, mi exjefe Martínez Chaires, el doctor Talamantes, Tere Dickens que esta malita, una amiga entrañable junto con Nayito Almeida.

También el exalcalde Juan Blanco, victimado por Reyes Baeza con el tema del Relleno Sanitario, y por supuesto yo.

Convocaron a reunión del Comité y desde que llegué cuestionaron mi presencia como si fuera algo ilícito.

Los requisitos eran firmas o la propuesta del Comité Municipal de un Distrito Electoral Federal.

El Comité Municipal de Julimes, con Jerónimo Valdés, donde nadie se podía imaginar que surgiera una propuesta, me apoyó.

Quedé en buen cuarto lugar, no entré a los primeros que eran los importantes pero los amigos casi me hacen llegar a la pluri.

Alegando más participación de las mujeres, me quitaron sin considerar que podían haber incluido a Olivia Legarreta, quien era mi suplente.

En una ocasión que no se consideró al Juvenil en el presupuesto del Estatal levantamos la voz varios muchachos como: Andrés Morales de Juárez, Diana González de Camargo y yo.

Sentimos que todos los que se subordinaban lo hacían por no quedar mal con la dirigencia.

En 2014 llegué a la Asamblea Municipal donde estaba todo planchado para que solo las propuestas a modo entraran.

Para ese tiempo yo prácticamente ya era consejero estatal y había decidido ya no participar para no tener nuevamente conflictos.

No quería pelear sin lograr algo, ni seguir siendo llamado loco por lo que decidí retirar mi candidatura al Consejo Estatal.

A la luz de mucha gente del partido se estaban haciendo mal las cosas pero uno no puede hacer nada contra 100

Cuando llego la Comisión Permanente para el segundo Periodo de Mario Vázquez, me propusieron para integrarla.

Quedó fuera Jaime Beltrán del Río y pidieron que se votara en la sesión lo conducente hasta que decidí cederle mi lugar.

Lamentablemente, ¿donde está ahora?, se fue del partido e hizo un desorden…

Yo creo y comparto lo que dice el gobernador Javier Corral, que el partido debe volver a lo básico.

A respetar a la militancia, los principios y volver a la raíz finalmente y ahora resulta que lo que a unos le aplauden, a otros nos lo reprochan.

En un tiempo intermedio me fui a San Pedro Garza García y cuando me tocaba refrendar me pidieron cambiarla a ese municipio.

Les argumenté que no quería ya que en Chihuahua era Consejero Estatal.

Cuando ganamos el Gobierno del Estado en 2016 se vino la Convocatoria para el Consejo Nacional y me fui a la Ciudad de México a presentar la documentación.

Hice el examen correspondiente, me registré y la Asamblea Municipal de Cuauhtémoc me propuso a la Asamblea Estatal.

Éramos 8 contendientes y el que seguramente iba a quedar fuera por la dinámica de los grupos era yo.

Empecé a hacer labor como cuando logré la Consejería Estatal, visité, llame y hable con la mayor cantidad de militante que pude.

Mande miles de mensajes, dialogué con la gente y he estado en contacto con la gente del PAN que el día de mi boda el candidato a alcalde por Belleza en 2013, Beto Javalera, me habló para pedirme asesoría jurídica y lo ayudé.

Cuando cantaron los resultados en la asamblea, resultó que si quedé como Consejero Nacional, además cerré la puerta y quien no entró, fue Arturo García Portillo.

Fue una gran sorpresa para la gente del municipio de Chihuahua, que no quedará alguien con su trayectoria.

La anécdota:

A mi esposa la conocí en el PAN cuando estábamos haciendo brigadas en un crucero de las calles Pacheco y 20 de Noviembre en una campaña de Manuel Narváez.

Ya la había visto antes, pero ahí nos presentaron formalmente…

Cuando ya teníamos un tiempo de novios yo estaba en Monterrey, a ella la invitaron a trabajar en Nueva York a donde viajaba a verla o ella venía a México.

En 2013 nos casamos y hemos mantenido un matrimonio estable y feliz con dos pequeños hijos.

Pero todo empezó un día que me decidí a ir a proponerle matrimonio hasta la Gran Manzana.

Compre el anillo y lo escondí en la bolsa de mi pantalón, busqué respuesta a la interrogante de, ¿cómo pedir matrimonio en Nueva York?

Unos decían que en la Catedral de San Patricio, otros que en el Rockefeller Center o donde estaba la pista del árbol de navidad.

Otros sugieren en el tour por la Estatua de la Libertad pero no encontraba el momento preciso para hacerlo.

Fuimos a un restaurante ubicado en Times Square que es muy conocido y al ver las megapantallas, tuve una idea.

Fingí tener dolor de estomago y le dije que iría al baño y después a caminar para ver si se me calmaba.

Estuvo de acuerdo porque estaba preocupada…

Mi idea fue pedirle matrimonio en una de las tres pantallas y tuve que caminar hasta donde se encuentra la administración general.

Compre una playera para entrar y pagué el mensaje.

Nos fuimos a la zona de las pantallas, aunque ella estaba muy molesta por haberse estado más de media hora esperándome, cuando salió nuestra foto y la petición de matrimonio cambio su semblante y aceptó.

Entregue el anillo de compromiso y las personas empezaron a tomarnos fotos…

El cuento:

Cuando dieron a conocer los resultados y quedé en el lugar siete de los consejeros nacionales dejando fuera a Arturo García Portillo, no puedo describir el rostro de sorpresa y contrariedad de la gente de la Presidencia Municipal de Chihuahua.

¡Híjole¡ -estaban desencajados-, pero lamentablemente la militancia no votó por él, sino que me brindó nuevamente su apoyo.

Hice el trabajo que debía realizar para llegar, tampoco venía en las listas y lógicamente el que se suponía que estaba fuera de ese gran acuerdo, entre una fuerza y la otra, era yo.

Pensé que luego lo iban a proponer, por su gran peso y valor como activo del PAN en la entidad a propuesta del Comité Ejecutivo Nacional y cuando llegamos a la Asamblea Nacional, no estaba incluido en sus listas.

Quedó fuera del Consejo Nacional, lo que fue algo inesperado y que se logró gracias al apoyo que me brindó la militancia.

Desde entonces mi compromiso con los panistas es que como cuando fui consejero estatal, en cualquier decisión así sea uno solo el que vaya a votar de entre los 300 miembros, estarán bien representados conmigo.

Por cierto habrá Asamblea del Consejo el próximo 11 de agosto…

Los puntos más importantes de la orden del día serán la reflexión y autocrítica por lo sucedido el pasado primero de julio y los resultados electorales adversos.

Pienso que vamos a refundar al Partido ya que cuenta con unos principios sólidos de una filosofía elevada y doctrina firme.

Pero lo que es urgente es retomar las causas de la ciudadanía para que aquel PAN que hacía alianzas con comunidades intermedias y no con partidos, regrese.

Aquel partido que iba de la mano con la sociedad civil, con los grupos empresariales, obreros y religiosos, retorne a su camino.

Soy un convencido que ante lo que viene tenemos que defender nuestra ideología y nuestra doctrina.

En el derecho a la vida México no es una sociedad abortista y creo que tenemos muy claro que debemos hacer.

El tema provida, sin tomarlo electoralmente hablando, es prioridad, como el retomar las causas ciudadanas y la lucha frontal del gobernador contra la corrupción.

Basta de que se hable de moches y arreglos cupulares en un organismo político que nació honesto, libre y democrático.

Ya no se ponderan las candidaturas ciudadanas que tanto éxito social tuvo en el pasado y generaron el boom panista.

No es posible estar peleados con todos los aliados de antaño, como la COPARMEX, todo esto lo vamos a replantear en el Consejo Nacional.

El gobernador ha manifestado que el PAN necesita ser una oposición real pero desde las dirigencias nacional, estatales y municipales.

Javier Corral tiene muy claro que nunca seremos sumisos ante el nuevo gobierno sino que siempre buscaremos lo justo.

Creo que el PAN estatal debe tener a esa persona que el Gobernador necesita en el CDE para apoyarse y retomar las causas ciudadanas.

Es uno de mis proyectos de vida buscar el apoyo de los militantes para darle cumplimiento a lo que plantea el gobernador.

Es parte de mis metas llegar a la dirigencia estatal para abrir de nuevo las afiliaciones, debemos acercarnos a la ciudadanía.

Hay personas que tienen 8 y 10 años esperando su afiliación pese a que han demostrado lealtad al partido, lo cual es inaceptable.

Debemos acabar con las designaciones en el PAN, estas deben ser un método extraordinario de selección de candidatos y no la constante.

El militante quiere volver a sentir suyo al candidato y la democracia es parte de la raíz de los principios de Gómez Morín.

Para elegir dirigencia se requiere de la publicación de una convocatoria por parte del CDE.

Ya hemos levantado la mano algunos como: Marco Bonilla, el Dr Jorge Issa, yo, más los que se acumulen, como Jorge Espino.

Incluso hay quienes hablan de una reelección de Fernando Álvarez y hasta la llegada del liderazgo de Arturo García Portillo.

El próximo dirigente estatal no debe surgir de una imposición ni de violaciones a los estatutos.

Tiene que haber una convocatoria, que bueno que se registren cuatro o cinco planillas para que el militante tenga la opción de revisar los perfiles.

Ahora es la militancia abierta e informada la que tiene el privilegio de elegir a su dirigencia impulsado por el propio gobernador.

Nuestro padrón tiene personas con una edad promedio de 60 años, mismos que requieren empezar a conocer a los nuevos valores que continuarán con su lucha.

¿Se sumaría a un buen proyecto?

Desde luego que si, además existe mi voluntad de que, de llegar a ser dirigente, no aspiraré a cargos de elección popular.

Llegué a ser Consejero Estatal sin ayuda de los dirigentes o de los grupos, lo mismo hice para llegar al Consejo Nacional y mi principal activo es la relación que construí con la gente militante del partido.

Somos aproximadamente 8 mil 400 militantes en todo el Estado de Chihuahua y cada vez que acudo a una sesión del Consejo, pongo mi voto al servicio de la militancia y no de la dirigencia.

Mi número telefónico es el 625-1316349, para que se pongan en contacto los militantes que deseen hacerme llegar inquietudes o cualquier comentario.

Durante esta sesión del Consejo Nacional, se integrará la Comisión Electoral organizadora para renovar a la dirigencia nacional.

El ingeniero Ramón Rocha me pidió que lo proponga por Chihuahua a dicha comisión en el entendido de que corresponde a la decisión del Consejo su incorporación.

El gobernador ya habló de Carlos Medina Plasencia y de Carlos Romero Hicks como los perfiles idóneos.

En lo personal no tengo compromiso con ninguno de los candidatos…

Tengo la oportunidad de hablar con el gobernador Javier Corral y con la alcaldesa Maru Campos en las Asambleas Nacionales y seguramente buscaré un acercamiento en lo particular con ellos.

Comparte este artículo

Artículos relacionados